Sammydress

¿Es mejor un cosmético por ser BIO?

¡Hola chic@s!

¿Cómo estáis? ¿Cómo va la semana? Yo hoy vengo a traeros un post sobre la cosmética bio, cada día más conocida en el universo de la cosmética y es que, la cultura de que lo natural siempre es mejor, aunque sea bastante discutible, está muy extendida.

¿Es realmente la cosmética ecológica mejor que la cosmética tradicional? ¿Son sus ingredientes libres de sustancias de mala fama como los parabenos más beneficiosos para nuestra piel? Si quieres saber la respuesta a estas preguntas, continúa leyendo...

La cosmética biológica aumenta su presencia en el mercado con diversas etiquetas que certifican su pureza:

La cosmética tradicional lleva más de 50 años utilizando sustancias sintéticas. Algunas de ellas han sido y son motivo de discusión, como por ejemplo, los parabenos. Los científicos no se ponen de acuerdo en algunos ingredientes y esos debates hacen que crezca el interés por los productos naturales.

Se calcula que aproximadamente el 10% de la cosmética que se vende lleva la etiqueta BIO, así que cada vez son más las marcas que se aventuran a probar una línea de productos BIO o incluso han salido múltiples marcas especializadas en este tipo de cosmética exclusivamente.

Sin embargo, en la cosmética verde existe una falta de regulación y legislación clara, que influye en la calidad del producto final, aunque por norma general se puede decir que estos productos intentan llevar una mayor cantidad de extractos de plantas y la mínima cantidad posible de elementos sintéticos. ¿Pero cuál es el porcentaje permitido de sustancias sintéticas? La respuesta es que no está regulado, es decir, nos tenemos que fiar del buen hacer de estas marcas.

La cosmética biológica además, no debería limitarse solamente a contener ingredientes de origen natural, sino que también deberían utilizar envases ecológicos y por supuesto, evitar ingredientes que supongan la extinción de especies tanto animales como vegetales.

La UE creó en 1992 la etiqueta ECOLABEL y hoy en día existen más de 17000 productos que la contienen, de los cuales 407 son champúes, acondicionadores y jabones. No existen otros cosméticos que la lleven. 


¿Qué certifica esta etiqueta? Que el producto procura limitar el uso de substancias peligrosas, que contamina poco (por su contenido o por su envase) pero para nada indica qué ingredientes puede contener o en qué cantidades.

A falta de legislación, son las propias marcas cosméticas las que se autorregulan con la creación de asociaciones que certifican el producto. Estas asociaciones permiten usar algunos compuestos sintéticos, intentan evitar los productos derivados del petróleo, los perfumes, los colorantes y las siliconas. 

Prohiben los ingredientes modificados genéticamente, los irradiados y los que hayan sido testados en animales. 

En EEUU sucede lo mismo que en Europa, la regulación no es clara, así que viene la pregunta del millón:

¿Son estos productos naturales seguros para nuestra piel?

No existen datos claros para apoyar que la cosmética bio sea más saludable para nosotros que la cosmética tradicional. Los extractos naturales de algunas plantas contienen sustancias capaces de provocar dermatitis, alergias, irritaciones, sensibilidad, entre otros problemas...

Para evitar problemas los dermatólogos recomiendan precaución con los cosméticos bio. La mayoría de ellos suelen estar menos estudiados y comprobados que los cosméticos tradicionales, que sí están regulados y sometidos a múltiples controles.

En conclusión, como la legislación no está totalmente definida, cuando compremos un cosmético bio es muy importante que nos fijemos en los ingredientes que contiene, quien lo certifica y qué marca lo avala. Para evitar problemas es mejor evitar marcas de extraña procedencia o productos sin certificar.

¡Espero que os haya sido útil el post!
¡Besos a tod@s!



  1. Muy interesante, gracias por la info.
    besos
    http://locasporloscosmeticosymas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy buena! No he probado ningún cosmético bio, pero si lo hiciera me fijaría muchísimo en los componentes, al no tener una regulación clara me da más apuro que con los cosméticos convencionales.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Uf no me fijo tanto en las cosas q compro quizá debería prestar más atención...muy bien post wapa
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no suelo prestarle atención a los componentes de los cosméticos, sólo me fijo en si me sientan bien o no, pero me parece un post de lo mas interesante.

    Saludos! :)

    ResponderEliminar
  5. No he probado ningún cosmético bio, pero la verdad es que prefiero los convencionales.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa! gracias por el mensaje! Tu blog me ha encantado, así que te sigo con mis 2 blogs ^^

    Un besazo, estamos en contacto :)

    ResponderEliminar
  7. Hola,
    Si la verdad es que a veces por eso de que pone BIO nos pensamos que va a ser muchiiiiisimo mejor y que es natural y bla bla bla... lo que no nos damos cuenta es que los productos naturales a veces no son todo lo buenos que deberían, hay demasiadas plantas venenosas, por ejemplo, y no todo lo natural es bueno para nuestro cuerpo.
    Lo que sí que no me entra en la cabeza es lo de que la legislación no regule todavía bien los productos... me parece increíble, cosas que afectan a nuestra salud y que no exista un control claro de ello...

    En fin.. al final la nivea de toda la vida va a ser lo mejor :PPPP jajaja

    besis wapa

    ResponderEliminar
  8. Pues completamente de acuerdo... yo normalmente sigo la máxima "me pica o no me pica" y así voy comprando.

    Besitos.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante, déjala aquí:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Etiquetas

A EXAMEN (8) APRENDE A (24) CLONES (6) CUIDATE (19) DIY (2) HAULS (17) LOOKS (14) NOVEDADES (19) PREMIOS (9) RECOMENDADOS (3) REVIEWS (59) SORTEOS (27) SWATCHES (12) TRUCOS (3) VÍDEOS (2)
Blogging tips